Audio en redes sociales, otra forma para hilar la conversación

Byung-Chul Han en “La expulsión de los distinto” advertía que “La comunicación digital es muy pobre de mirada y de voz” (2017, p. 92) y que en esta resonancia digital en la que estamos inmersos, los enlaces y conexiones se establecen sin voz. Tras vivir uno de los momentos de mayor virtualidad provocada por la pandemia global del Covid-19 y más conversación (pública y privada), Twitter anuncia la incorporación del sonido como una nueva funcionalidad para publicar comentarios. Una posibilidad aún restringida a un grupo limitado de usuarios de la plataforma y que requiere de dispositivos con sistemas iOS. Lo cuenta maravillosamente Andoni Orrantia en este #voicetweet:

Para los que nos interesa el mundo del audio, este enfoque nos resulta fascinante y nos abre un nuevo contexto: la publicación de sonidos en redes sociales de forma pública. Algo que habíamos subsanando con los audiograms, creación de vídeos a partir de audios con imagen). Por lo que sabemos, la generación millennial está marcando las tendencias de consumo y el proceso de adopción del audio y la interacción por voz, según los datos de Google, pero la creación de contenidos en formato audio por parte de los usuarios en digital y pública no es tan natural como el texto, la imagen o el vídeo y a ello hay que sumar que sean en redes sociales y no convence, en concreto a la industria musical.

WhatsApp puede servirnos como referente de creación de audios de forma rápida, fácil e inmediata, sin embargo, el contexto de consumo en esta red social es privado y su uso más relacionado con una conversación, no tanto con la difusión de un contenido o compartir opiniones sobre un tema propuesto, enfoques en los que podrían ser empleados los tweet de voz.

Va a ser interesante revisar cómo se emplean estos audios porque Twitter es una plataforma en la que se manifiestan de forma muy evidente los roles de “Públicos interactivos” y “Públicos Productivos”, siguiendo el modelo de Carpenter, AIP (Acceso, Interacción y Participación). Según esto, si bien el acceso y la interactividad es entendida en su significado técnico mínimo, como una secuencia de acción (que ahora incorpora la escucha activa) y reacción (¿respuesta por voz, por like, retweet, texto,…?), la participación y motivación de los #audiotwitteros, a priori, requiere un alto nivel más alto. En este sentido, la semana pasada The Atlantic formulaba una encuesta a sus usuarios sobre su nivel de interés en los tweets de voz y los resultados no son esperanzadores, ya que solo el 10% planea publicar tweets de audio, frente a un 74% que declara no tener la intención de publicar, el 11% no saber qué es y el 6% ni siquiera está en Twitter.

Para los que nos interesa la convergencia de los medios y de los formatos en el entorno digital, la integración del audio en una red social supone una innovación en cuanto a la irrupción de la escucha activa y pública en un contexto dominado por la interacción táctil y lo visual (basada en textos, links, imágenes y vídeos), con seguidores y listas específicas mendiante el consumo de mensajes, ideas y temas a través de hilos y hashtags.

Ciertamente desde el punto de vista mediático surgen muchas incógnitas y retos: ¿Qué tipo de contenidos se publicarán en 140 segundo, se empleará para hacer coming up o resúmenes? ¿Funcionará mejor la estrategia de mensajes informativos o los de opinión? ¿Será más efectiva la publicación para contenidos en tiempo real y ligados al directo en el caso de la radio o para contenidos atemporales y bajo demanda? ¿Cómo se van a evitar noticias falsas? ¿Cómo serán los hilos de audio, los #audioHT y las búsquedas de los tweet de voz?

Los expertos en comunicación plantean que en este escenario los usuarios podrían adquirir más poder que los medios o marcas, algunas aún no tienen ni voz propia. El formato sonoro puede servir a la plataforma de microblogging para dar un nuevo golpe de efecto y surcar nuevas estrategias y mantener la conversación, sumándose a las tendencias actuales del audio is the new hype. En este sentido, una de las pocas voces optimistas encontramos a Mark Webster, de Adobe, quien sugiere que los Tweets de voz son “la punta del iceberg” para se transforma el uso de Twitter.

Desde sus inicios, no para de reconducir su estrategia. En 2006 partía de un modelo de plataforma de comunicación y que podemos definir como Just-For-Fun “¿Qué estás haciendo?”, donde se primaba la interacción con personas próximas; desde 2009 se apostó por un enfoque centrado en la búsqueda de información general y personalizada, más cercana al usuario “¿Qué está pasando?”; no es hasta 2011 que la parte social tendrá un mayor peso “Lo que a ti te interesa” y empieza a desarrollar el modelo de inmediatez y servicio de video noticias 24h; la consolidación como un magazine multimedia de actualidad se despliega desde 2014; y en esta última fase, la de conversación y comunidad que arrancaba en 2018. El audio vendría a proponer la escucha activa y mejorar la comprensión de la conversación.

“Hay muchas cosas que no se pueden decir o interpretar utilizando texto, por lo que esperamos que Tuitear con voz crearán una experiencia más humana tanto para los oyentes como para los narradores” @mayagpatterson‎ Rémy, Blog de Twitter, Tu Tweet, tu voz.

En España, Twitter es la quinta red social más consumida, del total de los 340 millones de usuarios activos en todo el mundo 7,5 millones son españoles y un 53% de estos usuarios emplearon en enero de 2020 esta plataforma según los datos de We Are Social. Ahora esta red social incorpora la voz como funcionalidad, algo que tenía como exclusiva y valor diferencial desde 2018 WhatsApp, la red preferida y empleada por más de 25 millones de españoles o Snapchat, con 4,60 millones de usuarios en nuestro país.

Aunque, como decía la encuesta, solo un 10% de los usuarios publiquen un tweet de voz, sé que me va a sorprender descubrir las tesituras de ciertas personas que sigo y leo y que no conozco de forma personal. Ojalá este formato sea capaz de transformar esta plataforma (a veces tan áspera e ingrata) y nos permita escuchar otras opiniones, mejorar el tono de la conversación, descubrir nuevas historias, elevar la autenticidad y expresividad de los comentarios en esta red y que no sirva para expresarse a gritos, con insultos y/o crueldad.

“Al enjambre le falta alma, voz y es percibido como ruido”

Byung-Chul Han, En el emjambre, 2014, p. 27.

Además…

Humanista. Intransitiva. Jefa de proyectos digitales en PRISA Radio. Podium Podcast. PhD en Comunicación Audiovisual.

Humanista. Intransitiva. Jefa de proyectos digitales en PRISA Radio. Podium Podcast. PhD en Comunicación Audiovisual.